Entorno

Poza de la Sal
A escasos seis Km., al abrigo de una escarpada y desafiante peñasca caliza se extiende esta personalísima villa cuyos orígenes se remontan hasta la antigua Salónica del pueblo celtibérico de los autrigones, posteriormente fueron los romanos los que se instalaron en la población, trazando una verdadera ciudad, Flavio Augusta, y organizaron la explotación sistemática de sus antiguas salinas. Los abundantes restos arqueológicos de este periodo, en torno al siglo I d.C., nos refieren su pasado esplendor; acueductos, calzadas, restos de esculturas monumentales, y una magnífica y exclusiva colección de estelas funerarias con forma de casa aparecidas en la necrópolis de la vieja colonia romana. Merecen destacar el escalonado caserío de la villa de profundo aire medieval, la iglesia gótica, con su monumental portada barroca, de San Cosme y San Damián, el Ayuntamiento, las murallas, las puertas Alta y del Conjuradero, las salinas y su centro de interpretación, y su espectacular castillo de los Rojas. Oa
A unos quince Km., a los pies de la Sierra de Oña y en la entrada del desfiladero del río Oca se alza la villa condal de Oña. Su escalonado caserío se agrupa en torno a su emblemático monasterio de San Salvador que, fundado a principios del siglo XI, se convirtió en panteón real y en uno de los puntos más brillantes de la cultura y vida monástica medieval. En el entorno de la población se encuentran espectaculares rincones paisajísticos, como es el desfiladero del río Oca y la propia Sierra de Oña, dentro de los Montes Obarenes. Fras
De trazado medieval, la ciudad de Frías es uno de los puntos de interés que ningún visitante de Llano debe ignorar. Son 30 Km los que separan esta singular ciudad de nuestro pueblo, en la que caben destacar el trazado urbano con calles empinadas y estrechas, sus casas colgantes, el puente de 143 metros de largo y 9 arcos de toba, con torre incluida, y construido en el siglo XIV, y su altivo castillo datado en el siglo XII, rodeado de foso y un impresionante escarpado. Santa Casilda
El santuario de Santa Casilda, se encuentra a unos trece Km. de Llano. Un venerado lugar asentado sobre un imponente risco calcáreo desde el que se domina buena parte de la comarca burebana. En la capilla renacentista de tres naves se preserva el sepulcro de la santa, de origen bereber, construido por el genial artista Diego de Siloe. En este bello paraje se encuentran los milagrosos lagos de San Vicente, los llamados pozo blanco y pozo negro. Castil de Lences
A algo más de diez Km. se encuentra uno de los pueblos que mejor ha conservado su trazado y arquitectura popular de toda la comarca. En el encontramos una verdadera joya de la historia y del arte, el convento de Nuestra Señora de la Asunción, fundado en el año 1282, y ocupado interrumpidamente desde su fundación hasta la actualidad por las madres clarisas. Próxima al convento se encuentra la interesante Iglesia románica del municipio. Briviesca
Capital de la Bureba y separada 15 Km de Llano, Briviesca es una de las poblaciones mejor proyectadas de la provincia de Burgos, y modelo a seguir en el diseño de la ciudad de Santa Fe, en Granada, y de varias ciudades fundadas en América a raíz del descubrimiento. Cabe destacar su típica construcción castellana, con soportales en la Plaza Mayor y cuadrada, la Colegiata de Santa María, Santa Clara, que conserva un magnífico retablo de madera sin policromar y varios palacios y casas blasonadas que el visitante irá descubriendo a través de sus rectas calles.